(540) 434-4341 info@bsccva.com

El Sacramento de Confirmación

Convertirse en testigo de Cristo para difundir y defender la fe por medio de hechos y palabras

Un Efecto Especial del Espíritu Santo


En el día de Pentecostés, los discípulos reunidos en el Cenáculo experimentaron una abrumadora unción del Espíritu Santo que les dio la fuerza y ​​el coraje para compartir su fe de una manera nueva y auténtica con la cultura. Este mismo don está disponible hoy en el sacramento de la Confirmación. Por ella, estamos sellados con el Espíritu Santo, unidos más perfectamente con Cristo y la Iglesia, y fortalecidos para defender con valentía y proclamar la fe. No sólo eso, sino que los dones del Espíritu Santo son aumentados en nosotros. Recibir el sacramento de la Confirmación con un corazón abierto es un paso crucial en nuestro caminar de fe.

Como ser Confirmado en Blessed Sacrament


La Diócesis de Richmond requiere que todos  los candidatos a confirmación estén matriculados en Educación Religiosa, 12 horas de preparación sacramental (aparte de Educación Religiosa), asistan a un Retiro de Confirmación y tomen parte en las clases de mystagogía post-confirmación. Los candidatos a Confirmación necesitan asistir al 75% de las clases de Confirmación, asistir a las clases de Confirmación/preparación en el Otoño y Primavera, y ser un Católico practicante.

Abajo esta nuestro horario de Confirmación. Las clases de Confirmación serán los jueves a las 7:00 PM en el Anexo. Es muy importante que su hijo(a) asista a estas clases de Confirmación para prepararse adecuadamente para recibir el Sacramento. Su adolescente debe también asistir a Educación Religiosa los domingos de 11:30-12:40.


Los siguientes son los elementos teológicos fundamentales de la Confirmación que serán cubiertos en las sesiones de preparación sacramental.

I.  La misión de Dios con nosotros: El Padre envía al Hijo y al Espíritu Santo.

La confirmación es el sacramento de la misión de la Iglesia, que trae la presencia salvadora de Dios al mundo. La misión de la Iglesia y nuestra misión dentro de la Iglesia es una respuesta a la misión de Dios con nosotros. El Credo es un resumen compacto de la misión de Dios con nosotros. La salvación (como se resume en el Credo) es la historia de la misión del Hijo y del Espíritu Santo.

II.  La Iglesia: La Misión de Dios Continúa…

La misión conjunta del Hijo de Dios y del Espíritu Santo culmina en el nacimiento de la Iglesia en Pentecostés. La misión de la Iglesia continúa la misión del Hijo y del Espíritu Santo. Entramos en la Iglesia participando en el Misterio Pascual, en el que el Espíritu Santo se hace presente en los Sacramentos de Iniciación (Bautismo, Confirmación y Eucaristía). El Espíritu Santo forma la Iglesia a imagen de Jesucristo. La confirmación nos une más estrechamente a la Iglesia. Vivimos como miembros de la Iglesia.

III. Confirmación: Iniciación a la Misión

La Iglesia es el sacramento de la misión de Dios al mundo. Los siete sacramentos se basan en la naturaleza sacramental de Jesucristo y de la Iglesia. El Espíritu Santo hace presente la obra salvadora de Cristo en los sacramentos de la Iglesia. Como Sacramento de Iniciación, la Confirmación completa el Bautismo y señala la Eucaristía. La liturgia de la Confirmación expresa los efectos del sacramento. La Iglesia, potenciada por el Espíritu Santo, es misionera.

IV.  La misión del discipulado: una vida de testigo

La misión toma la forma de discipulado. La misión del discipulado es una respuesta a la gracia del Espíritu Santo. El Espíritu Santo cultiva virtudes otorgando dones especiales. El Espíritu Santo fortalece a los discípulos para testificar a Jesucristo por palabra y por obra. Como comunidad de los discípulos de Cristo, la Iglesia consagra el mundo a Dios.

Registro para Preparación de Confirmación

Empezar